‘agitado, no revuelto’

die another day SPLASH

Si bien son muchas las estrellas femeninas de Hollywood a las que es fácil asociar dentro de la gran pantalla con una exótica bebida espirituosa en la mano –Marilyn Monroe, Shirley MacLaine o Bette Davis son sólo algunas de ellas-, lo cierto es que los caracteres masculinos del cine han sido clave a la hora de distinguir entre los cócteles ‘de género’: bebidas fuertes y secas para ellos y combinaciones suaves y dulces para ellas. Una relación ‘de cine’ que sin duda ha quedado marcada por la figura de James Bond y su legendario ‘Martini con vodka, agitado, no revuelto’. Un combinado único y arriesgado, que sin duda hará sentir estar dentro de la piel del agente 007 a todo aquel que se atreva a probarlo: el también conocido como Vodkatini, presente en otras películas como Lost in Translation, de Sofía Coppola, o Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick, es en realidad un Martini seco en el que se sustituye la ginebra por vodka, y se combina con el tradicional vermú blanco, una aceituna y un poco de cáscara de limón.

Otro rostro que se asocia rápidamente a las bebidas espirituosas es el de Tom Cruise en el papel de de Brian Flanagan, en el filme de 1988 Cocktail. Una de las películas en las que más bebidas se mencionan de la historia del cine, entre ellos el popular Daiquiri, original de La Habana, y elaborado a partir de ron blanco y zumo de limón criollo o lima, o el menos digestivo Red Eye, una variante del Bloody Mary que sustituye el vodka por cerveza, y lo combina con zumo de tomate, especias y huevo crudo.

El clásico Tom Collins que Robert De Niro afirma tener como bebida favorita en el filme Los padres de ella, con ginebra, zumo de limón, azúcar y un toque de soda, servido en un vaso Collins, es una de los combinados más antiguos que existen, y data de finales del siglo XIX. Mientras que la vida del personaje de Kirsten Arnesen Clay en Días de vino y rosas no habría sido la misma si Joe Clay (Jack Lemmon) no hubiese pedido para ella un Brandy Alexander, con crema de cacao, nata y nuez moscada, que ocultan por completo el amargo sabor del alcohol.

Aunque si hay una imagen que permanecerá para siempre en el imaginario de la época dorada del cine ‘made in’ Hollywood esa es sin duda la de Rick Blaine, Ilsa Lund y Victor Laszlo en Casablanca (1942), envueltos en el humo de sus cigarrillos y rodeados de botellas y copas de cristal: Cointreau, whisky, coñac, Martini y el clásico Champagne Cocktail, son algunos de los combinados que se asociarán para siempre a este clásico del cine negro.

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: