Insomnio o la pesadilla de no poder dormir

mujer-durmiendo

El insomnio es un trastorno del sueño que afecta a millones de personas en el mundo, que ven como una auténtica pesadilla el momento de llegar a la cama. Como toda enfermedad conocer sus causas es fundamental para poder ponerle remedio.

El sueño es necesario para mantener un equilibrio físico y mental y ha varios trucos para favorecer su aparición del sueño tras varias noches en blanco.

Hay diferentes tipos de insomnio: conciliación, mantenimiento y terminal. En el primer caso, los problemas son para iniciar el sueño, en el segundo caso, aunque es fácil conciliar el sueño, la persona se despierta varias veces por la noche y eso no le permite descansar bien. Por último, el tercer tipo, aunque se puede iniciar el sueño, en mitad de la noche se despierta y ya es imposible dormir más.

Evitar la automedicación

Si esto sucede de vez en cuando es algo normal que se puede solucionar con algunos consejos básicos. Si el problema persiste y llega a convertirse en algo habitual es recomendable visitar al médico para hacer un diagnóstico y comenzar un tratamiento adecuado.

Lo que en ningún caso es recomendable es la auto medicación con fármacos ya que las pastillas para dormir pueden ser muy adictivas si no se toman bajo supervisión médica.

Fijar un horario y mantenerlo

Puede haber muchas causas que provoquen una falta de sueño y pueden ir desde un problema agudo, como un asunto familiar, o del tipo psiquiátrico como un desorden emocional, hasta una enfermedad orgánica como una artritis.

Seguir una serie de consejos puede favorecer un buen descanso, por ejemplo, mantener un horario concreto de levantarse y acostarse e intentar hace que el cuerpo se habitúe y concilie el sueño con más facilidad.

Es mejor adaptar esto al horario y ver cuándo realmente se empieza a tener sueño. Si cuesta trabajo dormir por la noche es mejor evitar hacerlo durante el día, especialmente a la hora de la siesta.

/serviciosstm/img/es/insomnio-200509se1.jpgEjercicio, mejor por la mañana

El ejercicio, que es muy bueno a primera hora del día para despejar y comenzar con buen pie la mañana, puede ser perjudicial para nuestro descanso si lo practicamos al final de la noche. Al hacer deporte nuestro cuerpo libera endorfinas, unas hormonas que son excitantes y que impiden que se alcance el nivel de relajación necesario para conciliar el sueño.

Ni cafeína ni tabaco

Con la comida y alcohol pasa lo mismo, si se consumen en grandes cantidades antes de irse a la cama impedirán que se mantenga un buen descanso. Al principio puede parecer que dan somnolencia pero es causa frecuente de despertares nocturnos que impedirán volver a dormir.

En cualquier caso, no es bueno tampoco irse a la cama con el estómago vacío; un vaso de leche y unas galletas son una buena opción.

La cafeína y el tabaco son también grandes enemigos del sueño. Ambas sustancias son excitantes así que es mejor no consumirlas cuando se acerque la hora de ir a la cama. Estos estimulantes pueden sustituirse por una taza de manzanilla o tila antes de ir a dormir, ya que son calmantes y eliminan la tensión.

Otra infusión que ayuda es la de té verde, tan de moda últimamente por sus poderes antioxidantes, ya que es un excelente relajante para los nervios.

Acondicionar la habitación

Las condiciones de la habitación también son muy importantes a la hora de tener un buen descanso. Es fundamental que esté aislada del ruido y que no tenga luz. La temperatura ideal debe rondar los veinte grados, siempre es mejor que la habitación este fresquita a que haga mucho calor.

En invierno es preferible que apagues la calefacción, si no tienes la posibilidad abre un poquito la ventana, solo un poco, para que la habitación se ventile.

Se puede ayudar a obtener un mejor ambiente con velas aromáticas, las de jazmín o lavanda son las más adecuadas ya que su olor es sedativo. Dormir con ropa cómoda, que no apriete y sea holgada, y realizar una actividad relajante antes de ir a la cama ayuda a potenciar el sueño.

Música tranquila, lecturas sencillas o un poco de trabajo manual como tejer son sólo unos ejemplos que pueden ayudar, igualmente que tomar un baño si se tuvo un día especialmente estresante.

Todos pasamos alguna vez por un periodo donde dormir se convierte en una actividad difícilmente realizable, intenta olvidarte de los problemas por unas horas y sigue estos consejos para hacer del tiempo de sueño un verdadero tiempo de descanso. Si los problemas persisten no lo dudes, consulta con tu médico.

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: