Un colegio británico amenaza con castigar a los alumnos a los que pillen besándose

Colegio D Em

  • Los padres se han quejado de las medidas estrictas del colegio.
  • A un alumno casi le expulsan por comer en las pistas de tenis.
  • También se castiga llevar desabrochados los botones de la camisa, quitarse las chaquetas en días calurosos o llevar abrigos sin marca.

Chris Richardson, director del colegio británico Kings of Wessex en Cheddar, Somerset, ha anunciado a los 1.200 alumnos del centro que se enfrentarán a un severo castigo si les pillan besándose. Sin embargo, los padres de los niños que tienen entre 13 y 18 años, han criticado la norma, alegando que besarse es una parte integral de la vida de los adolescentes.

Esta medida es una más de las estrictas normas disciplinarias de la escuela, como el caso de un alumno al que amenazaron con la expulsión después de haber sido sorprendido comiendo una manzana en las pistas de tenis. Los niños también han sido castigados anteriormente por llevar desabrochados los botones superiores de la camisa, quitarse las chaquetas en días calurosos o por llevar un tono inadecuado de negro en los pantalones.

El padre de uno de los alumnos se quejó de esta normas en declaraciones a The Sun, donde  afirmaba que “besarse forma parte de la vida de los adolescentes. Probablemente esté mal visto en la mayoría de las escuelas. Pero castigarlo con la amenaza de sanciones es ir demasiado lejos.” Los padres han organizado un grupo de protesta por lo que consideran un rigor propio de los tiempos de Dickens.

Valores tradicionales

El director del centro no ha querido hacer declaraciones al respecto, aunque en la página web del centro escribe: “Somos una escuela de pensamiento progresista, pero seguimos creyendo en los valores tradicionales“. La escuela Kings of Wessex es un colegio especializado en nuevas tecnologías, por lo que ha recibido varias distinciones por parte del Gobierno por sus excelentes resultados académicos en los últimos años.

Hace dos años, uno de los alumnos, Tom Bosley, de 16 años, casi fue expulsado tras negarse a aceptar un castigo por comer una manzana en una pista de tenis, donde los alimentos están prohibidos. En 2003, 22 niños fueron acusados de violar el código del uniforme por llevar abrigos de marca blanca de un supermercado, en vez de los más caros de los proveedores de la escuela.

Anuncios

  1. Trackback

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: